loader image

Naturcode cuestiona el precio como principal valor de compra en el 6º Congreso Internacional de Frutos Rojos

Sep 16, 2021

Bajo el título ‘El precio, un océano rojo’, el CEO de Naturcode, Fernando Vázquez, participó ayer en el programa de ponencias del 6º Congreso Internacional de Frutos Rojos, que se celebra en Huelva los días 15 y 16 de septiembre.
Organizado por la Asociación Onubense de Productores y Exportadores de Fresa ‘Freshuelva’, este encuentro reúne a representantes del sector de los frutos rojos, a las empresas dedicadas a su producción y comercialización, así como a las empresas que prestan servicios o distribuyen productos de aplicación y uso directo en esta actividad.
En este sentido, desde Naturcode se ha expuesto la situación actual, provocada por la pandemia de COVID19, lanzando la siguiente cuestión: ¿Sigue siendo tan importante el precio? De esta forma, Vázquez ha mostrado datos sobre los factores clave para el consumidor a la hora de adquirir un producto, en los que el precio queda en tercer lugar.
En este contexto y ante un consumidor 100% digital, ha destacado datos que llaman la atención: el 90% de los productores y el 60% de los distribuidores son analógicos. La etiqueta física no es suficiente para cubrir la demanda del consumidor y las soluciones actuales (aplicaciones para consumidores o canales digitales de grandes marcas y distribuidores) tampoco lo son. Según datos de recientes estudios, las preferencias e intereses del consumidor a la hora de realizar la compra ya no se ciñen al precio. El origen, la calidad o la sostenibilidad del producto juegan un papel importante en la decisión.

De esta forma, ha explicado Vázquez, el etiquetado inteligente de Naturcode se presenta como un canal de conexión con los consumidores que ofrece información imparcial, transparente y equitativa a toda la cadena agroalimentaria. Además de promover la digitalización, permite a los productores facilitar todos esos datos a la persona que va a realizar la compra, a la vez que extraer información valiosa acerca de los gustos y demandas del consumidor; mientras el que el distribuidor puede ajustar su catálogo a las tendencias de consumo y a lo que buscan sus clientes.